Informatizar un proceso implica rediseñarlo (y si es judicial, también) – (II)

Fernando Díaz PérezLegal books #29

En este sentido, les propongo, a modo de breve ejercicio comparativo, algunas lecciones que podemos aprender de otros modelos nacionales y de su evolución concreta. Países como Finlandia y Holanda con una tradición de Derecho Continental, y otros como Singapur, Israel e Inglaterra con sistemas jurídicos de la tradición del Common Law.

Si bien algunas aplicaciones pueden tener utilidad en ambos sistemas y funcionar de manera muy similar, otros usos de nuevas tecnologías y el desarrollo de sistemas tendrán mayor o menor relevancia en uno u otro caso. Por ejemplo, el énfasis en el intercambio de información para los países de tradición continental, con procedimientos eminentemente escritos, será que los distintos actores puedan realizar sus actuaciones con la mayor seguridad y fiabilidad a través de la Web (usos de firma electrónica, etc.), ya que luego las más importantes decisiones serán tomadas en base a un expediente, sea físico o digital. Comencemos.

  • Holanda

País pionero en la adopción de la tecnología en su poder judicial y que lo sigue siendo hasta la fecha, ha sido un líder tanto en el uso interno de tecnologías, como en su uso para el intercambio de información entre los tribunales, las partes y el público general. Ambas facetas son parte de un sistema integrado que brinda soporte a un Poder Judicial inalámbrico, donde desde el inicio hasta la decisión del caso, este es manejado a través de sistemas electrónicos. De esta manera, los tribunales tienen su propia red nacional brindada por el Ministerio de Justicia llamada “Justitienet”, que incluye un sistema electrónico de manejo de casos, de la cual son usuarios o beneficiarios tanto los tribunales como el Ministerio Público. Ambas instituciones, tienen su propio espacio protegido en esta red de carácter nacional.

Por otra parte, en este país, en casos de provisión de títulos hay automatización en los casos en que hay ausencia de disputa. Desde el año 2002, millones de casos civiles han sido llevados sin defensa, casos que son los que mejor cuadran con la automatización. La Corte es el punto central para el recibimiento de demandas monetarias, y el centro de producción de demandas permite a los reclamantes registrar su caso electrónicamente, descargar toda la información y formularios necesarios así como pagar las tasas judiciales a través de tarjeta de crédito.

En Holanda, los tribunales usan un sistema de manejo de casos común, al cual todas las partes tienen acceso también. Estas, pueden subir grabaciones de audio o video y otros documentos para el tribunal. Además, los jueces tienen acceso a foros internos en línea donde ellos pueden colaborar y conocer acerca de discusiones de legislación y casos particulares.

Otras aplicaciones holandesas interesantes, son aquellas donde los cálculos monetarios correspondientes a derechos de alimentos y mantención de menores son llevados a cabo de forma automática a través de un sistema llamado “Iudex Non Aestimat”, y otro llamado “JustWord” que calcula automáticamente el monto de compensaciones en disputas relativas a contratos de trabajo y que ha sido regulado en el Código Civil.

  • Israel

Otro ejemplo a considerar es el isrealí, cuyo sistema “NGCS” (Next Generation Court System), consistente en una red a nivel nacional en la que se integran todos los documentos y comunicaciones judiciales mediante un sistema de ingreso electrónico con el objeto de mejorar la eficiencia del sistema judicial. Así, el “NGCS” enlaza la información de los tribunales a lo largo del país, con jueces y sus equipos de apoyo, como también de otros órganos públicos, de oficinas de abogados y del público en general.

Durante todo el ciclo de vida de cada caso desde su ingreso hasta la sentencia, el sistema distribuye las tareas necesarias en orden de coordinar el proceso. Además, el sistema permite a los abogados realizar solicitudes y recibir respuestas de parte de los jueces respecto a sus casos, garantizándose, además, a los demás intervinientes que podrán acceder a la información mediante la Web. De esta forma, el sistema interconecta la State Prosecutor’s Office, la Policía de Israel y firmas de abogados, y todas las partes autorizadas e involucradas en el proceso para que puedan ingresar y actualizar los casos en cualquier momento.

  • Singapur

Respecto a la tramitación de causas, en Singapur existen varios ejemplos de utilización de las TICs en la materia. En primer lugar, el denominado “EFS” por sus siglas en inglés (Electronic filing System), parte del sistema informático “LawNet”, fue implementado como parte de la estrategia de manejo de casos de la Corte Suprema de Singapur, y consiste en una red integrada a nivel nacional, que ha sido diseñada para facilitar una conducción efectiva de la litigación civil en Singapur. En este sentido, con la introducción de este sistema de tramitación electrónica, se ha liberado a los abogados del manejo de sus archivos o carpetas de forma física.

El sistema provee varios servicios entre los cuales está la posibilidad de que los litigantes puedan ingresar escritos judiciales a través de un sistema web durante las veinticuatro horas del día. Quienes no tienen ordenador, pueden ingresar sus documentos desde el “LawNet Service Bureau” localizado en el edificio de la Corte Suprema, desde donde se puede procesar documentos en papel y recibir asistencia para el ingreso electrónico de documentos, previo pago de una tasa para tramitación manual. Luego, incluye un Servicio de Extracto Electrónico (“Electronic Extract Service”), el que permite a los usuarios solicitar copias de la causa de forma electrónica mediante el acceso a un índice de los documentos que la componen y luego, previa autorización de la Corte, la impresión de copias electrónicas.

En Singapur, se ha implementado un sistema para facilitar el trabajo a los jueces de la Corte Suprema, denominado e-Mobil Justice, sistema de acceso remoto seguro a la red computacional de la Corte, que permite a todos los Jueces y Comisionados Judiciales (Judicial Commissioner), usar desde sus hogares, o desde los lugares que ellos quieran, las herramientas de correo electrónico, búsqueda legal on-line, descarga de documentos, así como leer archivos electrónicos de los casos para preparar sus audiencias.

Por último, encontramos los sistemas de videoconferencia, que si bien pueden considerarse en muchos casos como una herramienta de litigación o tramitación en línea (especialmente en casos menores), su uso normalmente va asociado a lograr que cierta información que de otra manera sería muy difícil obtener del testigo o del perito en la materia, por no encontrarse en el lugar de la audiencia, o que por otro motivo se vea imposibilitado de participar, pueda llegar al juez para tomar una mejor decisión.

  • Inglaterra

Ejemplos de aplicaciones que permiten la tramitación automática vía Web de procesos es posible encontrar en Inglaterra. A través del llamado “County Court Bulk Centre”, las grandes empresas de crédito tramitan las causas de ejecución de deudas monetarias, transfiriéndolas de los tribunales locales a una oficina en Northhampton encargada de procesar todos estos casos de manera automática mediante una aplicación. Producto de esa buena experiencia, se implemento un sistema de Demanda Monetaria en Línea o “MCOL” en inglés (Money Claim on-Line), el cual permite a los demandante y demandados interponer sus demandas de cobro de dinero bajo un proceso completamente basado en tecnología Web. Con la aplicación “MCOL” los demandantes pueden presentar la demanda, comprobar el estado del proceso, y cuando corresponda, solicitar la sentencia y su ejecución.

Adicionalmente, en las Technology Courts de Gran Bretaña, se encuentran disponibles instalaciones para videoconferencias, las que gracias a la Ley de Acceso a la Justicia, desde el ya lejano 1999, permiten que la videoconferencia pueda ser usada en audiencias civiles. Generalmente su utiliza cuando hay testigos que se encuentran en el extranjero, o en cualquier tipo de casos civiles en los cuales los tribunales lo autorizan o las partes involucradas en la causa consienten en su uso.

  • Finlandia

Finalmente, desde el aspecto de la dotación de información al juez, Finlandia se encuentra particularmente avanzada también. De esta manera, “Tuomas” permite a los magistrados a acceder a la información contenida en los documentos ingresados. Este sistema incluye modelos estándares de decisiones los cuales son pre-programados en un sistema de gestión procesal.

En Finlandia, el servicio de videoconferencia puede ser usado tanto en conexión con la audiencia principal como con la audiencia preparatoria. Además, desde el primero de enero de 2010, los tribunales administrativos, tribunales de apelación y la Corte Suprema, como también todos los recintos penitenciarios, tienen equipamiento técnico de alta definición para videoconferencias.

En resumen: En todos los casos de éxito anteriores, más allá de la tramitación y de las mejoras en eficiencia, es destacable la utilidad que pueda tener la tecnología en el sector justicia para acercar a sus instituciones, hacia los ciudadanos.

Pero sobre todo, y esto es lo más importante, todas ellas han supuesto un cambio de paradigma respecto a su esquema de organización previo. Y su gran potencia se ha obtenido por el rediseño previo de los procesos y los cambios legales oportunos. Lo que parece un camino inevitable en una sociedad donde los ciudadanos conocen, cada vez, más y mejor sus derechos y las posibilidades de ejercerlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s