Tendencias a futuro en la gestión del Catastro

catastro1Ignacio Durán Boo, responsable de innovación y oferta estratégica en el ámbito de la información geográfica en Informática El Corte Inglés.

A mediados del pasado año se publicó un interesante documento realizado por el “Comité de Expertos de las Naciones Unidas sobre la Gestión Global de la Información Geoespacial (The United Nations initiative on Global Geospatial Information Management UN-GGIM)”, titulado: “Tendencias a futuro en la gestión de información geoespacial: La visión de cinco a diez años”.

UN-GGIM  fue creado por Naciones Unidas para establecer un marco estable y de alto nivel en el que los especialistas puedan colaborar, compartir conocimiento y apoyar el desarrollo de bases sólidas de información geoespacial, con el fin último de hacer válidos estos conocimientos para mejorar las vidas de los ciudadanos de todo el mundo. Si hacemos una lectura en clave catastral del documento, podemos identificar claramente una serie de cuestiones que definirán los Catastros de los próximos años. Veamos algunos de los pronósticos más relevantes:

– En los próximos años surgirán nuevas y más abundantes fuentes de captura de datos catastrales. El incremento constante del número de dispositivos que cuentan con funciones de Sistemas de Navegación Global Satelital (GNSS), y conexión a internet, permitirá la creación de nueva información basada en la localización. Esto implicará la creación de cantidades antes inimaginables de datos que llegarán cada minuto a los Catastros. Por ejemplo, será instantánea la remisión de las fotografías de fachada de las edificaciones, que habitualmente forman parte de un expediente catastral, o de fotos georreferenciadas que acreditan rehabilitaciones de edificios o cambios de uso, elementos con incidencia en el valor catastral del inmueble y, en muchos casos, con efectos tributarios. Muy probablemente la futura inspección catastral se desarrollará con un dispositivo móvil en la mano del inspector.

– Más datos supondrá más problemas para su gestión, por lo que el conflicto habitual al que se enfrentarán las oficinas catastrales será el de cómo hacer efectiva la utilización de toda esa gran cantidad de información, logrando no sólo que exista el dato, sino que este se pueda encontrar de la forma adecuada, y en el momento correcto. Esta situación generará dependencias de las nuevas tecnologías diseñadas para la gestión de grandes volúmenes de información estructurada y no estructurada (Big Data), que facilitará el uso de información eficaz de grandes oleadas de datos geográficos en bruto. En mi opinión, es muy probable incluso que estas tecnologías incidan sobre los esquemas ya diseñados de interoperabilidad, que se encuentran en la base de los modelos de Infraestructuras de Datos Espaciales (SDI) actualmente desarrollados.

– Los datos vinculados (linked data) y el internet de las cosas tendrán un mayor protagonismo. Será cada vez más importante la capacidad de vincular los datos catastrales con otra información existente en la Web. Esta necesidad se multiplicará con la expansión del “internet de las cosas”, que obligará a geolocalizar volúmenes enormes de objetos y vehículos, y relacionarlos con la información catastral, en cifras muy superiores a las actuales.

– Más información y mayor necesidad de gestión de la misma, supondrá apostar por la tecnología en la nube. Alojar y dar servicio a las enormes cantidades de datos geográficos que veremos en los próximos años requerirá de cuantiosas inversiones en infraestructura y software, que no siempre serán viables para quienes gestionan información catastral, por lo que crecerán las soluciones basadas en la nube.

– Seguirá el desarrollo de modelos catastrales basados en software libre. No obstante, los expertos advierten que si bien el software básico puede ser gratuito, los costos del desarrollo de tecnología de fuentes abiertas podrían generar a los responsables de los Catastros gastos no previstos de mano de obra especializada, lo que les obligará a conocer, antes de decidir, los nuevos escenarios de mayor adaptación, en costes y en proximidad al usuario, que ofrecerá el software propietario de prestigio.

– Las normas desarrolladas por diversos organismos (estándares), encabezados por el Open Geoespatial Consortium (OGC) y por ISO, seguirán facilitando la interoperabilidad en la industria y facilitarán el acceso a datos catastrales en todo el mundo. Además se desarrollarán normas de alcance regional, tales como las derivadas de la Directiva INSPIRE. Todas estas nomas condicionaran los modelos de Catastro, que deberán adaptarse a ellas en corto espacio de tiempo.

– Finalmente, será más frecuente la aparición de Catastros 3D, sobre imágenes -reales o texturizadas-, o LIDAR, así como la integración plena del factor tiempo con las coordenadas x, y, z, a través de SIGs 4D. Por otro lado, se verán desarrollos eficientes de la tecnología que permite el posicionamiento de interiores (indoor positioning), dando lugar a un gran desarrollo de “catastros de interiores”, extraordinariamente útiles para mejorar la información catastral y los modelos de valoración en entornos de “propiedad horizontal”.

Puede encontrarse el texto completo del estudio en el siguiente enlace:

http://ggim.un.org/docs/UN-GGIM%20tendencias%20a%20futuro-%20DEF.pdf

 

Un pensamiento en “Tendencias a futuro en la gestión del Catastro

  1. Pingback: Análisis deíctico de la ciudad mediante la aplicación de GIS y Big Data | innovacionactiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s