XI Jornada de estudio y debate: Fortalezas y debilidades de los archiveros-gestores de documentos

archivisticaMario Yelamos Rebolledo, Responsable zona Noreste Business Information Management en Informática El Corte Inglés.

El 28 de mayo, la “Associació d’Arxivers – Gestor de Documents de Catalunya” celebró su “XI Jornada de estudio y debate”, que en esta ocasión se centró en “El sector archivístico catalán: La cruda realidad (#JEID2014)”. Tuve la gran oportunidad de asistir a dicho evento y participar en la sesión de “Tabla redonda: Fortalezas y debilidades de los archiveros-gestores de documentos: la perspectiva empresarial TIC”.

Fue una jornada que animaba a reflexionar sobre la figura, entorno y evolución de ese rol tan necesario y a la vez muchas veces tan desconocido como es la figura del “Archivero/a”.

El análisis de mercado laboral, presentado por Sara Folch y Jordi Serra, daba algunos mensajes demoledores:

  • Actualmente el 95% de la ocupación laboral de los archiveros está concentrada en el sector público. En cambio el 91% de las nuevas ofertas laborales del 2013 son del sector privado (sin contar becas de formación). Además únicamente el 13% de las ofertas son bajo modalidad indefinida.
  • El salario medio en la ocupación del sector privado es aproximadamente el 50% que en el sector público, muchas veces por debajo de los 18.000€ que la AAC-GD considera como la mínima base salarial.

La cruda realidad: las nuevas generaciones de archiveros tienen un problema grave de ocupación y calidad laboral.

Evidentemente en el contexto de crisis actual, este perfil laboral está igualmente afectado como el resto de profesionales. Pero al margen del contexto económico global, hay algunas tendencias que se están produciendo en este sector profesional:

  • Evidentemente es un sector que se ha centrado demasiado tiempo en el sector público.
  • En el sector privado el profesional de archivo nunca se ha puesto en valor, a pesar de todo lo que puede aportar un perfil de estas características. En las empresas las funciones propias de un archivero se resuelven a través de personal de estructura (auxiliares, administrativos), organización y procesos, legal (normativas), TI (diseño de sistemas documentales).
  • La sociedad digital. En la era mobile, smart cities, cloud, big data la evolución, o mejor dicho, la revolución no es una opción personal, es una necesidad. Y en esta revolución los archiveros podrían aportar toda su experiencia, formación y saber hacer. Si durante siglos los archiveros han podido conservar el conocimiento e información de las organizaciones, dando un valor patrimonial, legal, cultural a los mismos… ¿por qué no pueden ser los garantes de la persistencia de la información de la nueva era? Al fin y al cabo, el valor de la información no reside en el formato usado para custodiarla, si no en la propia información.

Tal vez el término “archivero” tenga unas connotaciones muy tradicionales de quien custodia un depósito de documentación, pero no en las capacidades que desarrollan, o pueden desarrollar en:

  • Participación de procesos de organización de procesos de negocio: reingenierías, medición de procesos.
  • Gestores de servicios de externalización de procesos documentales.
  • Responsables de la preservación digital: documentos electrónicos (por supuesto) pero más allá de la documentación regulada: gestión de almacenamientos en la nube (Dropbox Manager), información redes sociales B2B B2C, procesos semánticos de auto-clasificación bigdata.
  • Mecanismos y soluciones de identificación digital: firma electrónica, firma manuscrita digitalizada, identificación de fraude documental…

En el sector privado, para que los archiveros tengan buenas oportunidades laborales hay que cambiar la mentalidad y enfocarse a “soluciones” y no a puestos orgánicos. Si aportas buenas soluciones a la compañía, esta apostará por ti.

Solo hay que ver algunos tweets del evento para ver que estamos en este punto de necesaria revolución:

“Las habilidades digitales tal vez no deberían ser un valor añadido para los archiveros si no una competencia más”

“Webarchiving aplicado a la empresa: preservar y gestionar la imagen de marca en las redes sociales”

“Es adecuada la actual formación a la realidad?”

“Que todos hagan la transición hacia el concepto digital para no quedarnos en archivos de papel, que no queremos ser”

La revolución digital acabará por potenciar o destruir esta figura profesional. Yo opto por potenciarlo a través de la evolución profesional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s