Movilidad sí, pero con seguridad

movilidad-1Luis Sotillos, Business Development Manager – Mobility & Social Business de Digital Business & Innovation en Informática El Corte Inglés.

El pasado día 4 de junio tuvo lugar en el Hotel Ritz de Madrid el tercer Mobility Forum organizado por IDG con el foco en la transformación que la movilidad está suponiendo en la actividad de la empresa, pero también en los riesgos de seguridad que puede suponer si no se tienen en cuenta ciertos aspectos básicos pero fundamentales.

Es cierto, como señalaba José María López de Penteo, que, si bien los presupuestos de la empresa española hoy en día aún son bastante limitados, las prioridades de los directivos se centran en primer lugar en asegurar la movilización de procesos críticos del negocio y, en segundo lugar, en la puesta en marcha de proyectos de BI y analítica que sirvan al mejor conocimiento de la realidad del contexto tanto interno como externo de las operaciones. Pero en relación con esa primera intención de inversión, dada la relación directa entre los proyectos de movilidad y la consecución de importantes ahorros en costes e, incluso, una proyección en incrementos de ventas vía la movilización de catálogos, herramientas de soporte directo a la fuerza comercial, o la contratación y pago en movilidad, por poner algunos ejemplo, una de las principales barreras percibida por los CEOs sigue siendo la seguridad.

Así, existe una sensación general de que la gran próxima fuga de información crítica que tendrá lugar en una organización proviene precisamente del mundo móvil: el temor a que un empleado pierda o le sea sustraído un smartphone o una tableta está presente en muchos decisores, e incluso, como comentaba en su ponencia Bosco Espinosa de Kaspersky, la posibilidad de que un terminal sea infectado por un troyano (en especial si pertenece al ecosistema Android) es actualmente elevada.

Frente a este tipo de amenazas, no obstante, es preciso proteger a la empresa, sin negarle la posibilidad de buscar esos ahorros o rendimientos que la movilidad le puede ofrecer.

Evidentemente la primera medida que hay que tomar es la concienciación de nuestros empleados de que el uso que hacen de sus dispositivos móviles conlleva una decidida responsabilidad de proteger la información que pertenece a la empresa. Un representante de una conocida marca de este tipo de terminales que conversaba conmigo hace unas semanas me comentaba que, en un proyecto relacionado con la movilización de captura de datos en un entorno sanitario, se había advertido un elevado número de rotura y pérdida de tablets que se emplean en lugar de los tradicionales formularios en papel. Téngase en cuenta que estos terminales eran de uso exclusivo para ese cometido y además compartido por varios profesionales, por turnos. Y la medida que habían recomendado desde este fabricante había resuelto el problema: era preferible asignar a cada persona un terminal, permitiendo además su uso personal en horarios fuera de trabajo, dividiendo o parcelando los recursos de las tabletas, gracias a un Mobile Device Management (MDM). De esta manera, una parte reservada y securizada del dispositivo se dedica a almacenar las aplicaciones y la información sensible de la organización, y el resto al uso particular de su usuario.

Un MDM es un software que permite asegurar, monitorizar y administrar dispositivos móviles y por supuesto localizar y rastrear los equipos, todo ello de manera remota. Recientemente estos MDM están siendo incluidos en sistemas de gestión de la movilidad empresarial (Enterprise Mobile Management), como plataformas que sirven además para la gestión de las aplicaciones y los contenidos (datos, archivos…) e incluyen también una capa de securización, antivirus, etc. Si a esto le sumamos capacidades biométricas de reconocimiento de sus usuarios, empezamos a desarrollar un entorno más seguro para la movilización correo electrónico corporativo, cuadros de mando, portafirmas y procesos de negocio que pueden incluir la captura de datos personales de clientes e incluso firmas digitalizadas y procesos completos de contratación y pago móvil.

En un contexto propicio a lo que se ha venido en llamar BYOD o bring your own device, en el que más de 16.000.000 de españoles disponen ya de terminales smartphone y se conectan a internet en movilidad, y una gran parte de ellos los usan también en entornos laborales, cada vez más la empresa tendrá que poner atención a la seguridad que rodea su utilización como instrumento de trabajo de sus empleados como un condicionante prioritario para su evolución hacia el mundo móvil.

 

Un pensamiento en “Movilidad sí, pero con seguridad

  1. Claramente la tecnología está cambiando la forma de comunicarnos y de compartir información, pero esto ya no es el presente, sino el pasado.

    El futuro ya está aquí aunque no lo usemos, pero de poco vale todo este tipo de herramientas si las conectividad es cara. No es mala la que tenemos, pero el no tener precios competitivos también hace que en España no se desarrolle nada que valga la pena por el momento.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s