El empleado digital. Herramientas tecnológicas para el nuevo empleado

empleado digital_iecisaBLOGGonzalo Gómez Lardies, Digital Business & Innovation Manager en Informática El Corte Inglés.

¿Utiliza usted la misma tecnología para cubrir sus necesidades personales y profesionales? ¿Es capaz de incorporar las últimas novedades que ofrecen las empresas tecnológicas en el desarrollo de sus responsabilidades laborales? ¿Facilita su empresa la adopción de soluciones alternativas a las corporativas para, de esta manera, obtener más agilidad?

Cada vez es más habitual relacionarse con personas que se cuestionan ciertas normas establecidas sobre los procedimientos con los que actualmente trabajamos. No entienden cómo, en su día a día, pueden acceder a cualquier tecnología, dispositivo, y en el momento y lugar requerido, mientras que en sus empresas no consiguen obtener los mismos servicios a la misma velocidad.

Los nuevos modelos organizativos, como el teletrabajo o la oficina flexible, empiezan a dar grandes resultados a aquellas compañías que los adoptan. Estos modelos, que rompen con algunas de las costumbres establecidas décadas atrás, y apoyados en las nuevas tecnologías, sirven como palanca para aumentar la productividad y la innovación. Pero, si las nuevas tecnologías nos permiten acceder a los entornos corporativos y a nuestros ficheros desde cualquier dispositivo, ¿por qué no ha evolucionado el puesto de trabajo en paralelo a la innovación tecnológica? ¿Por qué no mejora la experiencia del empleado, esté donde esté?

Talento y Tecnología

Las nuevas generaciones buscan empresas con puestos de trabajo en los que se sientan valorados, donde puedan influir en los objetivos reales de la compañía y, por qué no, donde disfruten mientras ejercen sus responsabilidades. En pocas palabras, donde gracias a su implicación y esfuerzo obtengan una experiencia enriquecedora.

Las áreas de negocio de sectores tan diversos como la banca o las telecomunicaciones han modificado sus estrategias, centradas en el producto, hacia otras en donde se tenga más en cuenta al cliente. Así mismo, las áreas de recursos humanos deben priorizar y mejorar la captación y retención del talento acorde a las nuevas expectativas de los empleados.

En un entorno cada vez más competitivo, donde los empleados están mejor formados, y tienen mayor información a su alcance, es necesario desarrollar nuevas estrategias para retener al talento con mayor potencial e implicación con los valores personales y profesionales que busca la compañía. De lo contrario será complicado ligar el compromiso de los empleados con los objetivos estratégicos de las organizaciones.

La evolución tecnológica ha modificado nuestra manera de actuar en un amplio espectro de situaciones. Hasta hace pocos años era inimaginable, dado el alto nivel de oposición de las áreas de sistemas, que pudiésemos acceder a aplicaciones corporativas desde dispositivos personales. Tampoco que los puestos de trabajo se convirtieran en “virtuales”, eliminando la necesidad de estar presentes en la oficina, y poniendo sobre la mesa la posibilidad de trabajar con el otro lado del mundo de forma concurrente sobre el mismo documento.

Las nuevas tecnologías juegan un papel determinante a la hora de definir cómo nos comunicamos, así como para habilitar nuevos modelos colaborativos que faciliten diferentes formas de trabajar. Éstas deben cubrir las expectativas de los empleados con mayor potencial para obtener de ellos el máximo rendimiento.

 

Nueva formas de trabajar

Tendencias como social business, los entornos de movilidad, big data o cloud computing han impulsado las relaciones entre los empleados y sus organizaciones. Permiten crear nuevos entornos colaborativos que habiliten la creación y compartición de información al instante y sin importar la ubicación. Estos entornos colaborativos ofrecen una flexibilidad que permite alcanzar grandes niveles de innovación y enfoques alternativos ante cuestiones corporativas.

Son muchos los ejemplos de organizaciones que se han adaptado a las reglas que plantea esta nueva era digital. Involucrar más al empleado en la toma de decisiones, establecer otras vías de comunicación con las que canalizar sus ideas o propuestas, impulsa su confianza y autoestima.

Se puede transformar el trabajo en un reto personal, aumentando de esta forma el orgullo de pertenencia a la compañía y la mayor incidencia sobre los resultados de la misma.

Las empresas comienzan a potenciar la influencia de los empleados mediante campañas de ideas, redes sociales corporativas o, incluso, otorgándoles parte de su jornada para trabajar en proyectos independientes que puedan presentar a la compañía y convertirlas en realidad a través de una versión del conocido crowdfunding. En este caso, son las empresas las que aportan fondos a los proyectos que más apoyos obtengan de los empleados. De esta manera se consigue aumentar la competitividad y su implicación con los proyectos de la compañía pero, sobre todo, se alcanzan cotas de innovación hasta ahora nunca vistas.

Empresas como IBM, Dell, ING o Google son claros ejemplos de lo que, con los procedimientos y el personal adecuado, puede llegar a conseguirse. La aplicación de correo de Google, Gmail, es fruto de una de estas experiencias de crowdfunding empresarial.

Grandes empresas del sector financiero ya disponen de áreas focalizadas en la búsqueda de nuevos modelos de trabajo. La implantación de herramientas tecnológicas, impulsadas por componentes sociales, móviles y en la nube, aporta a estas empresas una forma distinta de hacer las cosas. Esto permite a sus empleados desarrollar sus habilidades de una manera diferente.

La tecnología, como en tantos otros casos, se ha convertido en un facilitador de esta transformación. Al igual que hicieron las áreas de negocio, influyendo en la adopción de nuevas tecnologías, las áreas de recursos humanos deben convertirse en propulsores de estas nuevas tendencias. La gran disponibilidad de herramientas, que facilitan la innovación y la iniciativa por parte de los empleados, debería provocar que fuesen las empresas las que adopten medidas para ayudarles a maximizar su rendimiento.

El poder transformador de las grandes tendencias tecnológicas no sólo influyen en la manera que tienen las empresas de interactuar con los clientes (customer experience), sino también en la manera que tienen los empleados de relacionarse con su organización.

Volviendo a la reflexión inicial, ¿Estamos de acuerdo en los procedimientos actuales con los que desarrollamos nuestro trabajo actualmente? ¿Impulsamos desde nuestros puestos de responsabilidad nuevas formas de trabajar que mejoren la experiencia de los equipos que tenemos a nuestro cargo? ¿Hacemos todo lo posible por obtener los mayores niveles de innovación en nuestros departamentos?

 

Una gran experiencia del cliente comienza con una gran experiencia del empleado y ahí tenemos mucho camino por recorrer. Hagámoslo juntos en beneficio de nuestras empresas y empleados.

2 pensamientos en “El empleado digital. Herramientas tecnológicas para el nuevo empleado

  1. Pingback: Nuevo modelo de puesto de trabajo, ¿estamos preparados?

  2. Pingback: Radiografía del nuevo empleado | itblogsogeti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s