Dulce innovación en impresión. Chocolate, pizzas y ahorro de costes

dulce_impresion3D_iecisaBLOGPedro Antón, Director de turismo, ocio, transporte y restauración de Informática El Corte Inglés

Pocas cosas han cambiado tanto en los últimos años como la tecnología relacionada con la impresión. Es frecuente leer avances en la impresión 3D, desde implantes para el ser humano a piezas de una máquina de competición. Y el mundo de la hostelería no podía ser menos. Ya no es necesario elaborar piezas rellenas de formas complejas, basta con imprimirlas: pastas o galletas tendrán estructuras y diseños uniformes garantizando la combinación exacta en la mezcla de ingredientes. Es posible realizar impresiones en 3D de cosas tan comunes como una pizza o una hamburguesa, a unos costes realmente asequibles para estar a la vanguardia de la innovación.

Elaborar postres de formas imposibles permitirá añadir un nuevo componente de sofisticación a la gastronomía, incrementando su impacto visual y mejorando la percepción del comensal. Imprimir con azúcar o chocolate es una realidad y la industria experimenta continuamente con otras bases comestibles, proteínas, especias o almidones, entre otros.

Sin embargo, la evolución en la impresión no es sólo una moda, es una necesidad. La permanente infoxicación (o sobrecarga informativa) a la que nos encontramos sometidos, incrementa la necesidad de imprimir, en un afán por hallar nuevos valores asociados a las capacidades que la propia tecnología nos ofrece: folletos informativos personalizados, guías de viaje a medida, o catálogos de vacaciones que se adecuan a las necesidades de nuestros clientes no son ciencia ficción, son una realidad patente que, no sólo es posible abordar, además puede significar un importante ahorro de costes. Imagine poder crear sus propios amenities en su hotel, o sustituir un elemento decorativo de su restaurante o local, simplemente empleando impresoras tridimensionales, o si lo prefiere, encargar su impresión. Son ya muchas las aplicaciones prácticas para el sector.

Pero si las empresas responden a esas necesidades haciendo crecer su parque de impresión y copiado bajo demanda, se generará un crecimiento exponencial y no homogéneo de las infraestructuras de impresión, con el consiguiente aumento de costes asociado a las tareas de mantenimiento y administración. La mayoría de las organizaciones gasta entre el 1 y el 3% de su facturación anual en la gestión de su parque de impresión, copia y digitalización.

Todos los estudios y experiencias reales apuntan a que un dimensionamiento y gestión proactiva en éste área pueden suponer una reducción de costes de impresión de entre el 30% y 40%.

Es posible racionalizar los sistemas de impresión externalizando el modelo de gestión, en una modalidad de todo incluido y pago por consumo, para obtener un servicio de impresión, copia y digitalización optimizado y gestionado eficazmente.

Estos sistemas de impresión gestionados permiten el incremento de la productividad de los empleados: cambiando la forma en la que una compañía imprime, copia y digitaliza, y ofreciendo a la compañía nuevas formas de trabajar de manera eficiente para conseguir nuevos negocios, tanto para los modelos de impresión tradicionales como para los nuevos sistemas de impresión tridimensionales que están llegando.

Es imprescindible un estudio previo para medir y analizar en detalle los costes y características actuales, establecer y definir el conjunto de acciones recomendadas para conseguir un servicio optimizado más eficiente y productivo, y por supuesto, una reducción de los costes asociados.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s