LOGWIST (logistic without storage): la plataforma GIS que revolucionará el sector de la logística

logwist_iecisaBLOGIgnacio Durán Boo, responsable de Geosoluciones y Catastro en Informática El Corte Inglés

El sector de las empresas de logística, y especialmente el que basa su actividad en el transporte por carretera, suele actuar en tres fases bien diferenciadas: el propio transporte de la mercancía (nacional o internacional), su almacenamiento, en instalaciones cada vez más grandes y costosas, y la posterior distribución minorista aplicada hasta los últimos eslabones de la cadena de distribución.

Este esquema se ha mantenido invariable desde hace siglos, dónde las únicas diferencias que se han producido han sido de volumen, pero no de método. Hoy se transporta a más distancia y se almacena mucha más cantidad de toneladas en naves gigantescas, pero el esquema sigue siendo básicamente el mismo.

Sin embargo, en la actualidad han aparecido tres grupos de argumentos que anuncian cambios muy relevantes en el sector de la logística:

  1. En primer lugar el cuestionamiento de un modelo basado en la construcción de naves cada vez más grandes y sofisticadas. La falta de espacio en los cinturones industriales de las ciudades y el enorme impacto urbanístico y medioambiental  que producen los grandes centros logísticos modernos, plantea en distintos escenarios sociales y políticos una necesidad de cambiar de modelo. La respuesta no puede seguir siendo construir naves cada vez  más grandes (se acaba de entregar en un municipio de la provincia de Guadalajara (España), una nave de 150.000 m2, con una altura de 12 m.) y cada vez más lejos  (el conocido como “tercer anillo” incluye las construcciones que se están realizando a partir del kilómetro 35 de Madrid), cuyo precio además crece por encima de la media del sector inmobiliario al incluir un fuerte elemento especulativo debido a la presencia de grandes fondos de inversión. Además, la mecanización, y en mayor medida la robotización, hacen que muchos de estos centros resulten poco interesantes en términos de generación de empleo, en relación con el volumen de metros cuadrados construidos y la energía consumida.
  2. En segundo lugar, el enorme impacto del comercio electrónico, que ya está definiendo un nuevo modelo de relación entre el consumidor y la forma de acceso a los bienes consumidos, y que requiere de una inmediatez en la entrega que no hace necesario el almacenamiento de la mercancía. Si el fabricante puede conocer en tiempo real la demanda existente, puede producir y entregar el producto directamente al consumidor final sin necesidad de almacenamiento intermedio.
  3. Y en tercer lugar, la trasformación digital aplicada al sector de la logística, a través de instrumentos innovadores que revolucionarán los métodos actuales, como por ejemplo la utilización de herramientas de geoanalítica avanzada, que integran herramientas GIS con la metodología Big Data.

LOGWIST

Es en este escenario donde nace  LOGWIST, acrónimo de la expresión inglesa “logistic without storage” (logística sin almacenamiento), que aporta una solución definitiva para prescindir de la fase de almacenamiento en los procesos de logística.

LOGWIST es una plataforma SIG que integra modelos de planificación y gestión de rutas de los trailers con una herramienta similar a la utilizada por Uber, la cual permite conocer en tiempo real  la situación y el tiempo de llegada de cientos de pequeños vehículos de reparto. Como resultado,  los fabricantes se conectan con los “e-repartidores”, que pueden esperar al tráiler en un punto concreto y en un momento exacto, cargar directamente la mercancía y entregarla al cliente final, sin tiempos intermedios de almacenamiento. Se genera con ello un impulso al sector tradicional de la “paquetería”, que ahora se convierte en pieza clave para poner en contacto al fabricante y al consumidor, el cual se encuentra con esta solución perfectamente informado de dónde se encuentra su pedido y cuando le va a ser suministrado.

La solución conectará a fabricantes, transportistas, responsables de la entrega y consumidor final, participando todos ellos de la cadena de valor. Además, la herramienta GIS no sólo definirá la ruta óptima, que cambia con cada nuevo cliente que espera la entrega, sino que al estar conectada con información de tráfico – urbano e interurbano-, en tiempo real, permitirá en todo momento recalcular las rutas en caso de cualquier incidente, y notificar al resto de los actores de estas circunstancias, redefiniendo el tiempo o el lugar de entrega.

Por otro lado, la integración de herramientas Big Data permitirá la captura y el análisis de toda la información  generada durante el proceso (quién compra, dónde vive, cuánto se tarda en la entrega, qué porcentajes de éxito se producen en la “primera entrega”, etc.), y la posterior creación de modelos predictivos o de perfilado de clientes,  aplicables a futuras decisiones que han de adoptar fabricantes y transportistas. La incorporación en el modelo de otras capas de información de carácter muy diverso (todo tipo de datos censales y estadísticos públicos, por ejemplo), reforzará todavía más esta capacidad predictiva.

Ventajas de LOGWIST

LOGWIST aporta cuatro importantes ventajas respecto al modelo tradicional:

  • Hace desaparecer todos los costes de almacenamiento en la cadena de distribución, porque ya no hay mercancía que deba ser almacenada.
  • Define una solución específica de e-logística, 100% alineada con el e-commerce, que satisface plenamente las exigencias de este mercado creciente. A través de ella, los clientes están directamente integrados en la cadena de suministro, que nace con su pedido de compra y concluye con la recepción material de la mercancía, todo a través de un modelo que le mantiene plenamente informado a través de su teléfono.
  • Es un modelo que impactará muy positivamente en términos medioambientales. Su expansión pondrá fin a la necesidad de construir centros logísticos cada vez más grandes, además de suprimir todo tipo de consumos asociados al proceso de almacenamiento. Pensemos en el alto consumo de energía (iluminación,  climatización, etc,..) que requiere una nave industrial acorde con las exigencias actuales del mercado, que ya demanda alturas interiores de 15 metros (equivalente a una casa de 5 pisos). Además, caso de ser puntualmente necesario el almacenamiento, este recaerá en el responsable de la última entrega,  que ve sus necesidades atendidas utilizando espacios mucho más pequeños, ya existentes y en muchos casos situados en el interior de las ciudades, con lo que se ayudará a regenerar centros urbanos hoy abandonados o subutilizados.
  • Finalmente, es una solución que generará un alto valor añadido sobre las actividades vinculadas a la entrega en el “último kilómetro”, concepto que salta al sector de la logística desde el mundo de las utilities. Será necesario contar con una red muy numerosa de responsables de la entrega final, que faciliten la plena capilaridad en el reparto, asuman su rol de “e-repartidor” y se responsabilicen directamente de los resultados de su función. Será además una actividad que genere un alto nivel de autoempleo, muy alineado con las tendencias actuales del mercado laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s