Impacto de la transformación digital en el almacenamiento de datos (I)

almacenamiento_iecisaBLOGSantiago San Miguel, Director de Consultoría Infraestructura TIC en Informática El Corte Inglés

Según un informe publicado recientemente por Gartner, en 2020 habrá 26 mil millones de dispositivos conectados. Una cifra cuyo crecimiento puede aumentar aún a mayor velocidad si tenemos en cuenta los efectos derivados del proceso de transformación digital en el que está inmersa la sociedad. Internet de las Cosas y los proyectos vinculados a las Smart Cities –entre otros- apuntalan un aumento de datos y ponen a las organizaciones, públicas y privadas, en la tesitura de tener que adaptar su capacidad de almacenamiento a unos ecosistemas en los que personas, dispositivos, objetos y entornos virtuales intercambian información de manera constante.

Para aprovechar las múltiples ventajas competitivas que se pueden derivar de este nuevo escenario que plantea la digitalización –la consultora asegura en su informe que  integrar dispositivos en sus propios procesos hará que las organizaciones mejoren su productividad al disponer de información en tiempo real– es necesario que las infraestructuras de almacenamiento sean robustas, flexibles y estén capacitadas para gestionar y procesar ingentes cantidades de datos de diversa procedencia.

A todo ello se suma el reto de garantizar la salvaguarda de la confidencialidad y la privacidad de toda la información manejada, así como el cumplimiento de los requerimientos legales. No es este un reto menor, pues actualmente –y es previsible que en el futuro también– los clientes colocan en la cima de la pirámide de prioridades, la seguridad de su información y reclaman toda suerte de garantías de inviolabilidad y protección. Además de un servicio seguro, buscan que el proyecto se adapte a las necesidades de su negocio y, ¡cómo no!, a las de su bolsillo.

La seguridad no es un extra. Se trata de uno de los elementos –mejor dicho varios porque es necesario su abordaje desde distintas perspectivas– capaz de condicionar la decisión ante diferentes opciones. Al tener un pequeño acercamiento a la seguridad de los Centros de Datos se observa que, no solo cuenta la protección de los datos en sí, garantizando su integridad y seguridad en cualquier fase del proceso a través de políticas y procedimientos definidos, sino que la protección de los entornos físicos también es determinante.

 

Cloud y las nuevas arquitecturas de almacenamiento

Es innegable que la coyuntura que se presenta exige que las organizaciones  implementen una nueva arquitectura para sus data centers, que sea capaz de afrontar cargas de trabajo muy específicas y crecientes a nivel de infraestructura y operaciones.

En este contexto, los proveedores de sistemas de almacenamiento han de ofrecer a sus clientes soluciones que, sin aumentar el Coste Total de Propiedad, les permitan dar respuesta efectiva a estas nuevas exigencias que se dibujan en el mapa digital.

La necesidad de implementar clouds privadas que sean capaces de crecer en capacidad y rendimiento de forma casi ilimitada, provoca a su vez la necesidad de implementar soluciones de almacenamiento muy diferentes a las que actualmente se conocen. Ahora se habla de almacenamiento definido por software (SDS) dentro de la estrategia de las empresas o de implementar Software Defined Data Centers. Uno de los pilares más importantes de las soluciones de almacenamiento definido por software es la virtualización, que permite que prácticamente cualquier organización pueda adquirir el almacenamiento que necesite con la mejor tecnología y precio del momento. Una buena opción en este caso, es la virtualización del almacenamiento integrado con OpenStack y vRA de VMware porque permite automatizar el cómputo con el almacenamiento y dar mejor respuesta a las aplicaciones de negocio de las empresas.

Las nubes privadas darán paso al uso de las clouds híbridas y públicas. Los clientes podrán integrar los datos de sus aplicaciones tradicionales on premise con datos de las nuevas aplicaciones del entorno digital, que se alojarán en este tipo de clouds con el objetivo de extraer una mayor inteligencia del dato, ahora considerado por las empresas, como el ‘petróleo’ del siglo XXI. Las organizaciones que antes consigan extraer esa inteligencia serán las más competitivas porque conocerán más y mejor a sus clientes y podrán ofrecerles propuestas personalizadas.

Un pensamiento en “Impacto de la transformación digital en el almacenamiento de datos (I)

  1. Pingback: Impacto de la transformación digital en el almacenamiento de datos (I) – informatic68

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s