APIs y la nueva economía digital

apis-bancariasGonzalo Gómez Lardies, Financial Services. Digital Business & Innovation Manager en Informática El Corte Inglés.

Las APIs es uno de los términos más comunes en el sector tecnológico actualmente. El acrónimo API viene de Interfaces de Programación de Aplicaciones, por sus siglas en inglés (“Application Programming Interface”) y son un mecanismo mediante el cual un software es capaz de comunicarse con otro con el que en principio no tiene ningún tipo de relación y con el que ni siquiera comparte espacio, ubicación o tecnología.

A través del lenguaje de programación, una API permite abrir datos y funcionalidades a otros desarrolladores, a otras empresas o incluso entre departamentos y ubicaciones dentro de una empresa. Es la nueva forma en que las organizaciones van a intercambiar datos, servicios y recursos tanto con socios como con el público en general. Por este motivo, las APIs son la base para desarrollar ecosistemas de colaboración entre diferentes empresas. Apoyadas en ellas, las compañías están llevando a cabo una gran variedad de proyectos transformacionales que pueden clasificarse en tres áreas principales: experiencia de cliente, expansión de ecosistemas para ampliar las capacidades a través de partners y eficiencia operativa.

Sobre estos proyectos empresariales, apoyados en APIs, encontramos que el 56% de las empresas están utilizando las APIs para extender sus capacidades de negocio a través de partners e iniciativas de colaboración en los ecosistemas empresariales y que el 39% de estos proyectos están relacionados en la experiencia del cliente y se centran en maximizar la experiencia digital a través del móvil y otros canales.

Las APIs bancarias son aquellas que permiten a terceros tener acceso a datos que hoy tienen, en exclusiva, los bancos, con el fin de desarrollar diferentes productos y servicios en base a estos. No se trata sólo de poder acceder a los datos de los clientes, sino de tener la capacidad de hacer cualquier transacción, operación o contratación de productos del banco.

Actualmente, se está ahondando en la regulación para que los bancos abran sus APIs, lo que implicará la disponibilidad de la información. Esto supondrá que pueda ser utilizada por cualquier empresa que desarrolle aplicaciones para diseñar nuevos productos o servicios.

Cabe destacar las nuevas iniciativas gubernamentales con respecto al acceso a cuentas bancarias, recogidas en la nueva Directiva de Servicios de Pago PSD2 de la Unión Europea. Según ésta, los bancos de la eurozona deberán proporcionar acceso a la información de sus clientes a terceros, siempre que estos cuenten con el consentimiento explícito del cliente en cuestión.

En el actual ecosistema de las APIs, las innovaciones están enfocadas a dos grandes áreas del modelo de negocio: la interna, dentro de la compañía, y la que se relaciona con el cliente. Algunos de los beneficios que las APIs pueden ofrecer a las entidades financieras son el aumento de transacciones y clientes para el banco, la innovación y la personalización de soluciones para el cliente.

 

Conectando la innovación en la banca

Los bancos llevan muchos años empleando este tipo de interfaces como base para la modernización de los sistemas de back office de una manera ágil y económica.

Si bien es cierto que durante los últimos años se ha extendido su uso para mejorar la relación con el cliente a través de nuevos canales digitales, lo verdaderamente importante e innovador es la apertura de estas APIs.

Y es que, hasta hace bien poco, las APIs eran privadas o de acceso para terceros de confianza y siempre con un alcance limitado. Sin embargo, es el momento de que los bancos las abran para que los clientes y los proveedores puedan acceder fácilmente a múltiples datos financieros a través de plataformas de gestión de APIs que habiliten este nuevo ecosistema de colaboración, con los niveles de escalabilidad, control y seguridad necesarios.

Este movimiento no puede verse como una pérdida de competitividad, sino justamente lo contrario. Se trata de una puerta a nuevas oportunidades de negocio, puesto que este nuevo escenario, centrado en las APIs, favorece nuevos entornos de colaboración entre los bancos y otras compañías, vistas en muchos casos como competidoras o ajenas al sector financiero (startups como las jóvenes fintech o grandes empresas tecnológicas que pueden convertirse en los mejores aliados de la banca para la creación de nuevos modelos de negocio).

Los bancos pueden ampliar su oferta con nuevas aplicaciones y servicios digitales generando ventajas como:

  • Agilidad: El acceso a los datos de las cuentas de los clientes agilizará cuestiones clave como la calificación de créditos o la concesión de hipotecas.
  • Potencial de innovación: Las APIs proporcionan infinitas oportunidades de negocio.
  • Seguridad: Los nuevos servicios financieros, estén o no basados en APIs, tienen que ser tan seguros como los tradicionales. Si el consumidor no los identifica así, no tendrán ningún éxito.

Las APIs bancarias están cambiando todo el comportamiento de los usuarios de servicios bancarios, existen tres importantes recomendaciones clave que deben ser consideradas y estas son:

Evolución del nuevo sector financiero

Las entidades financieras necesitarán entender la evolución del nuevo sector financiero. En el momento de publicar una API no bastará con cumplir las expectativas del cliente final, sino que deberán tenerse en cuenta tanto los intereses de las nuevas compañías como las necesidades de los desarrolladores que se encargarán de producir nuevos productos y servicios financieros.

Nueva Directiva de Servicios de Pago Europeo (PSD2)

El verdadero impulso de la utilización de las APIs en el sector financiero está teniendo lugar a raíz del desarrollo de la nueva Directiva de Servicios de Pago (PSD2) de la Unión Europea. Más allá de las APIs, esto va a suponer un impulso decisivo en la transformación digital del sector y un cambio radical en la concepción del mismo. Esta nueva normativa establece que las transacciones y datos financieros de los clientes pertenecen a estos últimos y, por tanto sólo, podrán ser utilizados por aquellas compañías que hayan sido autorizadas para ello por el cliente.

Bank as a service (BaaS)

El modelo de éxito será aquel del Neo-APIBank que desarrolle un ecosistema colaborativo con FinTechs y partners para la monetización de los activos y de los datos de las entidades financieras. El primero que cree una plataforma de distribución de Servicios Financieros en formato “BaaS” (Bank as a Service), será el primero en haber creado el banco del futuro.

Un pensamiento en “APIs y la nueva economía digital

  1. Pingback: APIs y la nueva economía digital – informatic68

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s